Become a member

Get the best offers and updates relating to Liberty Case News.

― Advertisement ―

spot_img
InicioDestacados¿Caerá el gobierno haitiano? Huelga, un brazo armado; bloquean a Guy Philippe

¿Caerá el gobierno haitiano? Huelga, un brazo armado; bloquean a Guy Philippe

Por Leslie Pean

Puerto Príncipe, AlterPresse:- El miedo ha cambiado de bando. El pánico se apoderó de Puerto Príncipe. La soga se cierra sobre Ariel Henry, que ya no se contenta con reducir Haití a un estado de selva durante casi tres años, fuera de toda legalidad y legitimidad, sin poder ejecutivo electo, sin parlamento, sin poder judicial. La crisis se ha generalizado y el gobierno de facto de Ariel Henry está en su último rincón. La tensión aumenta y pronto existe el riesgo de que la escasez se extienda por todas partes. Los industriales y comerciantes están amenazados de quiebra.

El gobierno creó pandillas para intimidar a la gente para que tuviera miedo y no reclamara sus derechos. Esto no resuelve el problema. Por el contrario, la inseguridad está alimentando el fuego de la revuelta que se ha extendido a siete de cada diez departamentos.

El gobierno ya no puede revisar su copia y adoptar medidas de emergencia. Ha llegado el momento de pedir responsabilidad a todos y cada uno.

«Guy Philippe se encuentra actualmente bloqueado en el departamento de Grand-anse. No puede entrar en Puerto Príncipe como estaba previsto inicialmente, según declaró por teléfono al periodista Esaïe Cesar. También subrayó que incluso las compañías aéreas se niegan a aceptarlo a bordo para ayudarle a evitar zonas controladas por bandas armadas», escribió en su cuenta en X el periodista Djovany MICHEL

A la espera de la llegada de tropas armadas de la Brigada de Seguridad de las Zonas Protegidas (BSAP), aliada del ex senador y líder rebelde Guy Philippe, los movimientos de movilización popular liderados por un lado por Jean-Charles Moïse, exalcalde de Milot y por el otro por el sindicalista Rosemond Jean tomó la iniciativa y se manifestó en la capital.

La forma definitiva que adoptaron las luchas fue la manifestación frente a la residencia de Ariel Henry el 4 de febrero. Los policías del Cuerpo de Intervención y Mantenimiento del Orden (CIMO) lanzaron gases lacrimógenos y se marcharon rápidamente. La manifestación no los miró ni de cerca ni de lejos.

Es necesaria la mayor participación en la batalla callejera para reunir las últimas fuerzas de la policía y el ejército y obligar al gobierno de Ariel Henry a cerrar sus negocios

Entre estos grandes movimientos, los movimientos políticos clásicos deciden tímidamente con qué pie bailar mientras preparan el plan de recuperación necesario para hacer frente a la quiebra del PHTK que lleva ya una década.

Es necesaria la mayor participación en la batalla callejera para reunir las últimas fuerzas de la policía y el ejército y obligar al gobierno de Ariel Henry a cerrar sus negocios. Sólo nos queda invitar a todos a dar este paso para desmantelar los últimos espacios de este gobierno títere porque todos estamos en el mismo barco.

“Dr. Henry, renuncie…»

Daniel Foote, ex enviado especial estadounidense a Haití, ya ha dado la voz de alarma declarando: “  Ariel Henry debe dimitir o ser derrocado del poder”.

El exsenador Jean Charles Moïse, líder del partido Pitit Dessalines, pide que la gente no se detenga en las luchas que se desarrollan en todo el país para deshacerse del primer ministro de fascto Ariel Henry

Insistiendo en que el derrocamiento es la solución, el diplomático estadounidense continúa: “Dr. Henry, renuncie a su papel ilegítimo como Primer Ministro interino. Le han fallado al pueblo haitiano, y cualquier nuevo episodio de sufrimiento le será atribuible si resisten”.

EE.UU., es hora de enfadarse

Es hora de enfadarse. Y por causa. El gobierno estadounidense debe comprender que le conviene dejar que los haitianos elijan a sus propios líderes.

Daniel Foote, exenviado especial estadounidense a Haití, ya ha dado la voz de alarma declarando: “Ariel Henry debe dimitir o ser derrocado del poder”.

Debemos dejar de interferir en los resultados electorales e imponer a un matón del calibre de Michel Martelly para que los dirija, como hizo en las elecciones del presidente René Préval en 2010, amenazando con cortarles la ayuda financiera. Porque incluso cuando se doblan, el corazón no está. Violar la dignidad de las personas con dinero es la peor política.