Become a member

Get the best offers and updates relating to Liberty Case News.

― Advertisement ―

spot_img

PRM realizará consulta a su dirigencia este fin de semana los días 15 y 16 de junio

Santo Domingo: - El Partido Revolucionario Moderno (PRM) anunció este jueves que realizará este fin de semana una consulta a su dirigencia en todo...
InicioDestacadosRepública Dominicana se expone al peligro por sequía en Haití

República Dominicana se expone al peligro por sequía en Haití

SANTO DOMINGO:- El ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, reveló hoy el peligro a que se expone República Dominicana el día en que Haití, se quede sin agua, pues esa situación podría provocar una crisis de  consecuencias lamentables.

Sostiene Domínguez Brito que el vecino país en 10 o 15 años sufriría de la peor sequía en su historia fruto de la deforestación, que provocará la falta de agua.

Precisó que, en Puerto Príncipe con tres millones de habitantes, sólo el 5 % de las familias tiene tuberías, y el resto utiliza agua de pozo, cuyo líquido se mezcla con las aguas residuales.

“El agua de los pozos que están usando, es agua casi de letrina y con poca lluvia cada día el agua es menor, y con poca lluvia, el agua del mar está penetrando y salinizando los pozos de Puerto Príncipe, o sea hay menos agua, contaminada y salinizada”, enfatizó.

Domínguez Brito se preguntó: “¿Qué le espera a Puerto Príncipe en 5, 10 o 15 años? ¿De dónde saldrán las aguas para darle de beber a 7 millones de hermanos haitianos?, eso impactará en República Dominicana”, precisó.

Además, se cuestionó: “¿Qué sucederá cuando producto del cambio climático se registren amplios procesos de sequías?”.

Ante esas inquietudes, sostuvo que la República Dominicana deberá trabajar para sí y por Haití, cuidando los bosques y los ríos del país. Sin embargo, sostuvo, ese es otro problema a que nos expones con los haitianos que están presuntamente deforestando la frontera.

“Lo que debe llamarnos mucho la atención como dominicano es el día que Puerto Príncipe se quede sin agua, porque nadie se va a morir de sed y todo el mundo va a venir corriendo para acá y habría una crisis en 10, 15 años que puede degenerar en una crisis de violencia, de incompatibilidad en la convivencia y de serias dificultades para República Dominicana y Haití”, advirtió.