Become a member

Get the best offers and updates relating to Liberty Case News.

― Advertisement ―

spot_img

La lechuga una muestra afortunada de la oleada teatral que nos cubre

Santo Domingo: - La lechuga es fruto de una creatividad, resultado de un pensamiento denso, inteligente y no por ello menos grácil y que...
InicioDestacadosLa familia, debut de Omega y su impacto en la industria del...

La familia, debut de Omega y su impacto en la industria del cine

Santo Domingo: – La familia (Yasser Michelén) es notablemente un muy buen cine. Es una película «redonda”, que puede encontrar algunas objeciones de la crítica, pero en general, es un cine de nivel superior parte de una etapa de producción audiovisual a la cual el país ha escalado. Se trata de un cine de nivel superior parte de una etapa de producción audiovisual a la cual el país ha escalado gracias a sus talentos, sobre todo los jóvenes entre los cuales Michelen es una joya. Resaltan en el trabajo el matiz colorido de lo criollo, la riqueza del ambiente local, la historia propia de nuestra cultura, los talentos todos y es cine de exportación que llegará a la plataforma de Disney.

La Familia es simbiosis de suspenso y acción marcadamente caribeña con un halo de comedia negra que llena, durante una hora y 37 minutos, el deseo y la necesidad de entretenimiento del público.

Michelén hace un cine trabajado en sus detalles, y memorable para la historia de nuestro audiovisual. Hoy día es “buen director joven” del cine dominicano por el desempeño de su talento. El año del tigre (2023), su trabajo para Star Plus (Disney), es superior y, si se toma en cuenta la sentencia de que un director es tan bueno como su última película, le queda el reto de entregar mucho más para su próximo trabajo.

La familia, debut de Omega y su impacto en la industria del cine

El director sigue los lineamientos de su trabajo anterior de 2023:  un trabajo actoralmente coral en el cual se disfruta de la química de sus personajes, su sentido de sátira y humor negro y el sustento que le proporciona al proyecto su universo sonoro, su buen manejo de la música (Aliosha Michelén.).

El éxito de La familia se aposenta en su ritmo, en la sorpresa del orgánico y sorprendentemente buen trabajo actoral de Omega, que, sin ser actor, impresiona por la fuerza y organicidad de sus parlamentos.

La Familia exhibe con efectividad sus giros dramáticos que se desarrollan en una continuación que no da respiro, aderezada por la chispeante actuación de Frank Perozo, Vicente Santos, Manny Pérez y Pepe Sierra por cuanto saben entrelazar sus intervenciones con gracia, efectividad y lucimiento, aun cuando debieron cuidarse sobre todo al levantar la voz cuando no resultaba necesaria la gritería.

Menciones aparte merecen Tony Almont, quien, a pesar de tampoco tener la actuación como centro de su vida artística, se sabe instalar entre los protagonistas, al lograr credibilidad y autenticidad y la sobria presencia de Gerardo Mercedes (El Cuervo).  Pío la Desfinancia sale sobrando y queda como un refuerzo escénico totalmente prescindible.

Nos sorprendió agradablemente, la breve pero emotiva presencia de Patricia Ascuasiati, (que revela que la cinta se rodó al menos en 2022), por el respeto que genera su memoria. (Ella partió de este mundo en una forma que nadie merece, pero que preferimos recordarlas por sus hazañas como bailarina y actriz en las tablas.).

Yasser, que toma un guión de Alamá que se centra como tema las estafas piramidales, saca el filón de incongruencia e ironía, de exageración expresiva, apoyado por una excelente fotografía (Sebastián chelín), un buen diseño de sonido (La Nave Post) y musical, un sorprendentemente buen maquillaje.

La dirección de arte (Giselle Madera) tiene aciertos en la mayor parte de la cinta, apoyando con sus escenarios y utilería, el curso de las acciones. El vestuario evidencia buen criterio y cuidado en sus soluciones para cada personaje.

aun cuando la sentimos decaer por la escasa presencia de figurantes al final de la cinta sobre todo en la locación del Instituto Postal Dominicano, abundantemente y profusamente utilizada a lo largo de la cinta, pero sentimos que fue al final faltó gente en pantalla, sobre todo porque implica un guiño al inicio de la serie televisiva Blacklist, en la cual todo resulta impecable, desde la música hasta la solución actoral a ese momento.

La familia es una oferta de cine que merece salas llenas de gente, por la fuerza de su trama de acción y suspenso y la gracia que emanan sus personajes, contribuyendo sin dudas a dignificar un género fílmico esencial que como el suspenso tiene tantas potencialidades para reinar en el gusto popular. Vale plenamente ir a verla, pese a algunas debilidades en su realización.  Se trata de un cine integralmente dominicano notablemente bien realizado en general y que nos debe llenar de orgullo, llamado a ser apoyado, no por solo por su procedencia nacional.