Become a member

Get the best offers and updates relating to Liberty Case News.

― Advertisement ―

spot_img

Diputados aprueben dos empréstitos por USD$280 millones con bancos BIRF y BCIF

Santo Domingo: - Los diputados en la sesión del miércoles aprobaron dos préstamos con acreedores internacionales, uno de ellos, por USD$190,000,000.00 con el Banco...
InicioNacionalCómo motivar a un niño a aprender durante las vacaciones

Cómo motivar a un niño a aprender durante las vacaciones

Santo Domingo: – Las resbaladillas o toboganes infantiles forman parte de la diversión del verano. Sin embargo, hay una resbaladilla que se debe evitar cuando llegan las vacaciones y es la que se conoce como el “resbalón de verano”. Término que se refiere a la pérdida, durante el largo receso de verano, de las nuevas competencias adquiridas por los niños durante el año escolar.

El resbalón de verano no es algo nuevo, pero ha empeorado debido a los contratiempos educativos provocados por la interrupción de la escolarización durante la pandemia.

En promedio, los estudiantes pierden dos meses de competencias en lectura y casi tres meses de habilidades en matemáticas durante las vacaciones de verano. Eso significa que tienen que volver a aprender esas competencias antes de poder avanzar con el nuevo material en el siguiente año escolar. La buena noticia es que padres, madres y otros cuidadores pueden ayudar a minimizar las pérdidas de aprendizaje, afirma Maegen Storm, miembro del personal de enfermería especializada del Sistema de Salud de Mayo Clinic en Faribault, Minnesota.

Esto no significa necesariamente inscribir a los niños en una escuela de verano, sino que se debe integrar intencionalmente el aprendizaje y la práctica de competencias en las actividades cotidianas, afirma Storm.

Empezar una rutina de lectura de verano de al menos 20 minutos al día es muy útil, dice Storm. Deje que los niños elijan su propio material de lectura, aunque esté por debajo de su nivel escolar. Poder leer con éxito aumentará su confianza. Busque desafíos de lectura u organice un concurso amistoso de lectura con familiares y amigos.

Las actividades cotidianas están repletas de oportunidades de aprendizaje, dice Storm. Añada otras actividades de verano, como pasar más tiempo al aire libre, los programas gratuitos que ofrecen las bibliotecas, parques, campamentos y las vacaciones. Teniendo así unos excelentes puntos de partida para que el trabajo escolar realmente no parezca un trabajo.

No tiene por qué hacerlo solo. Involucre a sus hijos, y a otros padres y madres, siempre que sea posible. Sus hijos estarán más entusiasmados con el aprendizaje durante los meses de verano si las actividades se centran en sus intereses, incluyendo nuevas cosas que les gustaría probar.

Estas son algunas ideas que Storm ha usado con sus hijos para ayudarles a retener esas competencias que tanto trabajo les ha costado obtener.