Inicio Opinión ¿Qué es lo que pasa, señor presidente?

¿Qué es lo que pasa, señor presidente?

224
0
Compartir
EL AUTOR es periodista, magíster en Derecho y Relaciones Internacionales. Reside en Santo Domingo.

El presidente de la República Dominicana, licenciado Luis Rodolfo Abinader Corona, cumplirá en los próximos tres meses, dos años de gestión de gobierno en medio de un mar de inquietudes y sobresaltos.

En todo ese tiempo, casi la mitad de su periodo, en honor a la verdad; lo que he visto es a un jefe de Estado carente de quietud para gestionar a sus anchas los planes y programas que prometió al electorado nacional en su programa de Gobierno.

Han sido 21 meses entre Covid-19, crisis económica pos pandemia, guerra en Ucrania y un espiral inflacionario generado por los aumentos de los precios de la materia prima a nivel internacional, en fin, ha sido un periodo de vicisitudes.

En esa dirección anterior, todo lo planificado en su programa de Gobierno 2020-2024 para ejecutarse ha sido detenido, postergado, mutilado, modificado, y esta situación, al parecer, le ha alterado su estado de ánimo.

Ahora vemos a un presidente Luis Abinader inquieto desarrollar una agenda política –gubernamental agresiva que hace entender a muchos observadores políticos criollos que algo no anda bien en la imagen y la valoración de su administración.

Otro de los elementos que señalan las habladurías callejeras como posible razón de la inquietud mostrada por el líder del PRM, es la sorpresiva iniciativa anunciada recientemente ¨El Gobierno en las Provincias¨ lo cual se entiende   es una respuesta a la aparente desconexión de los funcionarios con la sociedad.

Otra de las razones de esa intranquilidad, agregan esas mismas habladurías es la salida formal y publica a una actividad proselitista al interior del país del ex presidente Danilo Medina, así como el consistente ascenso que según los pueblistas experimenta su candidato presidencial doctor Leonel Fernández en las más recientes encuestas publicadas.

Ante ese comportamiento exhibido por el joven mandatario dominicano en las últimas semanas, es preciso preguntar: ¿que mueve al señor presidente asumir esa actitud, cuales motivos subyacen, que percibe en el horizonte político y social inmediato que nosotros ignoramos?

Y finalmente, ¿cuál estrategia no estará funcionando, cuales variables no estará controlando en este difícil pero apasionante mundo político dominicano?