Inicio Destacados Extranjeros gestan apropiarse de las tierras se regarían con la presa Monte...

Extranjeros gestan apropiarse de las tierras se regarían con la presa Monte Grande

66
0
Compartir
Extranjeros gestan apropiarse de las tierras se regarían con la presa Monte Grande

TAMAYO, Bahoruco:- Productores agrícolas de la zona de Tamayo, en la provincia Bahoruco, denunciaron los aprestos de extranjeros que administran el Ingenio Barahona de apoderarse de 33,200 tareas de la reforma agraria para ensanchar su latifundio cañero en una mayor cantidad de tierra.

Los cosecheros, a través de decenas de sus organizaciones locales y otras  solidarias, dijeron que desde este lunes el Consorcio Azucarero Central (CAC) se aprestan a distribuir 80 cheques a supuestos testaferros con el propósito de sobornar a quienes se oponen a sus planes y que se instalaron en tres campamentos.

Los grupos campesinos dijeron que “esa maniobra fracasará, porque solo por encima de nuestros cadáveres el Campamento Campesino Libertad I será desmantelado”.

Extranjeros gestan apropiarse de las tierras se regarían con la presa Monte Grande

Aseguraron que el CAC “es una empresa propiedad de guatemaltecos de la familia Campollo regenteada en el país por el Ingeniero Virgilio Pérez Bernal, que procura acaparar la casi totalidad de las tierras que han de irrigarse con la presa Monte Grande”, aún en construcción.

Los supuestos testaferros fueron identificados por las organizaciones como Milcíades Montero y José Luis de la Rosa (Pachuco), “quienes intentan sobornar a un grupo de los campesinos del Campamento Libertad, en El Aguacatico, para que acepten arrendar sus tierras, desalojar el campamento y dejar el camino libre al CAC para que se apodere de las tierras de la reforma agraria”.

Los productores agrícolas dijeron que de manera oficial han recibido la información de que los extranjeros han debido abstenerse de entregar los 80 cheques desde hacen tres meses por el curso que ha seguido el conflicto.

Explicaron que han participado de un intercambio de informaciones en las  15 sesiones de un “extendido” diálogo en el que han participado en cerca de cuatro meses en procura de salidas al conflicto que supuestamente les presentan los guatemaltecos,

“El conflicto con el CAC gira alrededor del asentamiento fantasma AC-571 de la parcela 273, que hizo el ultimo director del IAD del gobierno de Danilo Medina, Emilio Toribio Olivo, el 4 de agosto del 2020, faltando 12 días para el cambio de gobierno”, dijeron en un documento.

El objetivo expreso, agregaron, fue el de transferir de manera irregular 2,200 tareas al CAC a través de un conjunto de “falsos” agricultores que en realidad son comerciantes y transportistas de Tamayo, encabezados por José Luis de la Rosa (Puchuco), quien firmara un contrato espurio para hacer efectivo el despojo de los cosecheros agrícolas en el Campamento Libertad I.

Extranjeros gestan apropiarse de las tierras se regarían con la presa Monte Grande

En el Lote 4

Las organizaciones explicaron que el objetivo del CAC no es solo apoderarse de las 2,200 tareas de la parcela 273, “sino de prácticamente todas las tierras productivas de la zona para sembrar caña”, y que ese objetivo se ha visto dificultado por la existencia del Campamento que está ubicado justamente en las tierras correspondientes a esta parcela.

Dijeron que frente a la situación creada, el CAC procedió el día 29 de agosto a ocupar las tierras del Lote 4, unas 30,000 tareas de los proyectos de reforma agraria de las comunidades de Altamira, Los Conuquitos y Barranca, con 9 maquinarias y más de 50 militares.

Esa incursión de la empresa extranjera, según los productores agrícolas, generó una situación de zozobra en estas comunidades, “que el jueves 2 de septiembre se presentaron masivamente en los terrenos y lograron sacar las maquinarias, establecer otro campamento (el Libertad 3) y recibir el apoyo de Manuel María Mercedes y un grupo de la Comisión Nacional de Los Derechos Humanos (CNDH-RD) que durante los días 3 y 4 de septiembre se trasladó a la zona para verificar las violaciones a los derechos fundamentales de los guatemaltecos”.