Inicio Opinión Donald Trump y su batalla Waterloo del Capitolio

Donald Trump y su batalla Waterloo del Capitolio

72
0
Compartir
Melvin Matthews: El autor es periodista. Reside en Santo Domingo

Donald Trump acaba de admitir que el 20 de enero una nueva administración gobernará los destinos de Estados Unidos, mediante una transición pacífica del poder. Horas después de defender a los terroristas que incitó contra el Congreso.

Trump fue presionado por la renuncia de algunos allegados y su clara responsabilidad en los hechos violentos que instigó y que dejaron 4 muertos, heridos, detenidos, puso en peligro la vida de todos los congresistas republicanos y demócratas, junto a la de su vicepresidente Mike Pence, y provocó un vandalismo inédito contra el edificio del Congreso, tenido como el emblema del poder de Norteamérica.

El daño político y moral contra la imagen y el prestigio de Estados Unidos, que ha infligido precisamente el propio presidente de la superpotencia mundial, es irreparable y tendrá graves consecuencias para el Jefe del Estado llamado a respetar la constitución y a proteger vidas y bienes estadounidenses.

Antes del 20 de enero, Trump puede ser relevado del cargo bajo la ejecución de la Enmienda 25, acusado de incapacidad mental para terminar su mandato, debido a la peligrosidad que representa. Si Trump tenía alguna posibilidad de ser candidato en 2024, con la acción turbulenta de ayer la echó por la borda. El asalto al Capitolio fue su Waterloo.