Inicio Opinión Unidad por el turismo

Unidad por el turismo

22
0
Compartir
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo

El mundo has sido afectado por el Coronavirus (COVID-19) y como todos sabemos que el sector más perjudicado  es el entretenimiento y dentro de ese segmento se encuentra el turismo y en República Dominicana,   este representa el ocho por ciento de producto interno bruto  (PIB), por lo que la decisión del presidente electo, Luis Abinader, de  presidir  el gabinete de turismo, nos da una señal de lo rápido que se actuará para recuperar ese segmento de nuestra economía en esta sección.

En el 2019, al país caribeño llegaron 5.821.768, lo que representó el ingreso US$7,600 millones, según datos del Banco Central de la República y en este año necesita de un esfuerzo conjunto de todos los actores,  para poder enfrentar los embates que nos ha llevado esta situación sanitaria.

En nuestro país se debe emplear a fondo para que  manejen el brote del COVID-19 y de la evolución de la crisis en los  países que son los principales  emisores de turistas como, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Rusia, España e Italia.

En un análisis del  Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre el impacto de COVID-19 en Centroamérica y el caribe, estimaron las posibles pérdidas de ingresos por turismo, considerando tres escenarios de severidad del choque y de extensión de la crisis sanitaria. En el mejor de los casos la pérdida representaría el 0.8% del PIB y, en el peor de los escenarios contemplados, pudiera ser equivalente al 6.1% del PIB.

Haber designado a David Collado, como ministro de turismo y a Joel Santos,  asesor del presidente en materia de turismo, pasado presidente de Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (ASONAHORES), asegura que las intenciones  de Abinader van en serio hacia la recuperación  de este segmento.

Sabemos que esta pandemia ha tenido  efectos colaterales en la caída del turismo, que además es pilar de otros sectores, como  la agricultura, la manufactura, la construcción y los servicios.

El 45 por ciento  que consume el  turismo  se  adquiere de proveedores locales y  unas 728,500 personas son empleadas  directa e indirectamente, equivalente al 16% del empleo total del país. Se estima que actualmente un 80-90% de los trabajadores formales del turismo se encuentran suspendidos, unas 288,000-324,000 personas.

Esperamos ver la unidad de cada una de las instituciones vinculadas ASONAHORES,  la Asociación Dominicana de Operadores de Turismo (ADOTUR), la Asociación Dominicana de Prensa y Turismo (ADOMPRETUR), así como los Clústeres de todo el país, para que junto a la iniciativa del presidente enfrenten la crisis económica producto del COVID-19.