Inicio Opinión Un nuevo modelo de gobierno

Un nuevo modelo de gobierno

32
0
Compartir
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo

El próximo 16 de agosto, Luis Abinader tomará juramento como el presidente número 54 de República Dominicana y desde ya se está dando señal de que su gobierno será un cambio en el modelo de gobierno.

El cambio, eslogan que utilizó para su campaña  se está reflejando en sus primeras designaciones, ya que de acuerdo a los perfiles presentados hasta ahora, se pone en evidencia el interés de que nos dirigimos hacia otro sentido.

Los dominicanos estamos impuestos a ver en los nombramientos a figuras importantes de los partidos que nos han gobernados,  pero al parecer este será otro tipo de mandato, pues la señal es clara de que el país estará dirigido por la capacidad, la honradez  y la transparencia.

Las nominaciones de Milagros Ortiz Bosch como Directora  General de Ética e Integridad Gubernamental y Carlos Pimentel como Director General de Contrataciones Públicas, nos da muestra que el país estará administrados por la capacidad y la honestidad.

En sus discursos de campaña, manifestó que su gobierno sería del pueblo dominicano y antes de juramentarse ha demostrado que pasará de las palabras a los hechos, dando confianza a todos de las acciones serán en dirección correctas.

Tomamos como ejemplo la decisión de eliminar la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado  (OISOE), un cumplido de su campaña a los  reclamo de muchos años por parte del pueblo.

Sus decisiones se encaminan a favorecer al pueblo y por eso se visualiza que su gobierno  tendrá mayor participación social, con el oído puesto en cada  sector, ya sea sindical o empresarial, para así tener  interacción con cada organismos, donde esté la representación de los profesionales, los empleados y cualquier segmento del país.

Los dominicanos caminamos hacia un gobierno equitativo y con deseo de ser un ejemplo para nuestra generaciones futuras, donde la juventud sea parte del cambio, donde las oportunidades este en cada área del saber y en cada parte de la nación.

Las proyecciones están orientada hacia un nuevo modelo de gobierno, basado en elevar la calidad de vida de nuestra nación, con un reto de mejorar los indicadores en educación, transparencia y con una justicia que combata la corrupción.

Ha llegado la hora de cambiar, un cambio para mejorar nuestro sistema de salud, educación y sobretodo nuestra seguridad.