Inicio Opinión Debemos respetar los resultados electorales

Debemos respetar los resultados electorales

45
0
Compartir
Melvin Matthews: El autor es periodista. Reside en Santo Domingo

Por Melvin Matthews

Una gran preocupación sobrecoge a segmentos importantes de la nación de cara al sufragio pautado para el domingo 5 de julio y que podría extenderse a una segunda vuelta veintiún días después: que la oposición desconozca el triunfo del candidato del PLD, Gonzalo Castillo, alegando la comisión de un fraude.

El terreno electoral ha sido infestado con la propaganda opositora de que la victoria oficialista únicamente será posible mediante procedimientos espurios, a tal extremo de que ya han empezado a convocar manifestantes en las inmediaciones de la JCE para presionar el respeto a una supuesta voluntad popular, que aún no se ha expresado.Tanta preocupación ha concitado esa insidiosa campaña, que Castillo ha propuesto a sus pares competidores -Leonel Fernández y Luis Abinader- la firma de un documento que los comprometería a respetar los resultados electorales del domingo. Y exhortó, tanto a la Comisión de Acompañamiento como al liderazgo religioso, empresarial y social del país, a que promuevan este compromiso entre los candidatos presidenciales.

El fraude es la única opción de triunfo que Luis Abinader y el PRM conceden a Castillo, pero la verdad es que el candidato oficial está bien plantado, respaldado por el PLD ha ganado 5 de las ultimas 6 elecciones y jamás lo acusaron de ganar en forma dolosa; la excepción, las primarias abiertas del 6 de octubre último, arbitradas por la JCE, en la que Castillo venció al expresidente Fernández, quien aspiraba nuevamente la candidatura presidencial.

Tras la derrota, Fernández lio sus bártulos y renunció alegando fraude; desde entonces ha mantenido la peor campaña de descrédito contra la organización a la que perteneció durante 46 años.

El respeto y acatamiento de la voluntad popular por parte de gobernantes y gobernados constituye el fundamento de la democracia que pretendemos construir.