Inicio Opinión Una propuesta para el Congreso

Una propuesta para el Congreso

24
0
Compartir
Alberto Quezada El autor es periodista, magíster en derecho y relaciones internacionales. Reside en Santo Domingo.

Los acontecimientos políticos y sociales en la vida de los pueblos van dejando oculto tras de sí  una serie de hechos, hazañas e  informaciones de enorme importancia que son necesarios aclarar si es que queremos construir una  nueva, objetiva y completa versión de nuestra  historia.

No es posible que  en pleno siglo XXI en la República Dominicana existan enormes  lagunas  en la explicación de ciertos acontecimientos históricos, sociales y políticos  y esto  se sigan repitiendo a las generaciones presentes y futuras como si nada. Esto no puede ser.

En este país la historia que nos cuentan los historiadores tradicionales, en muchos aspecto de nuestra vida Republicana está  muy sesgada, mutilada, tendenciada, llena de matices ideológicos e imprecisiones históricas, que no nos permiten tener de manera integral la verdad completa de los hechos.

De manera que, pienso que es un excelente momento para que los nuevos exponentes de las ciencias, en el ámbito de la investigación histórica, periodística, política y geopolítica, inicien un ejercicio teórico y práctico investigativo sobre la intrahistoria  dominicana.

Por ejemplo, una tema que forma parte de nuestra intrahistoria y que podría ser abordado es   la trayectoria  y gravitación de la temible ¨Banda Colorਠy la conformación del Servicio Secreto (SS) y sus interminables secuelas de persecuciones, asesinatos, torturas, durante los 12 años del doctor Balaguer(1966-1978).

Las actuaciones y fechorías de esos dos cuerpos dejó a este país un enorme legado de cenizas.  Hay otros temas que seguiré proponiendo en artículos sucesivos que serán publicados en este medio de comunicación.

Las autoridades y responsables de manejar esa información deben comenzar a desclasificar ese material y ponerlo a disposición de los interesados, ya la Guerra Fría terminó.

Y si hace falta una legislación nacional para lograr el citado objetivo de la desclasificación de documentos,  que los honorables miembros del Congreso Nacional (Diputados y Senadores)  se animen y comiencen a trabajar un proyecto en ese sentido.

Es importante ir aclarando algunos acontecimientos políticos y sociales en este país, ya está bueno de miedos, pactos de silencios y complicidades.