Inicio Destacados “Cuca” y “Popolón” compiten por regiduría; escandalizan redes

“Cuca” y “Popolón” compiten por regiduría; escandalizan redes

286
0
Compartir
“Cuca” y “Popolón” compiten por regiduría y escandalizan las redes

Por Adalgisa Corcino

Santo Domingo:- Los apodos en nuestras provincias pasan a ser parte de la cultura citadina, que se crecen en la campaña política y para ello, traemos los que aparecen en las listar de los partidos.

Por ejemplos estos son algunos de los apodos que adornaran las boletas electoral: (Perreo, Ñengo, Renco, Cuca, Popolón, El Teniente y Catarrón) son algunos de los apodos jocosos y extravagantes que muestra la lista de precandidatos a directores y vocales por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), a nivel nacional, escandalizando las redes sociales desde su publicación en la página oficial del reconocido partido.

Entre los más caricaturescos resaltan motes de carros, juguetes, de colores, frutas, series de televisión, de madera, animales, de alimentos, órganos reproductores sexuales y tanta creatividad onomástica aflore a la mente de los dominicanos.

Así se puede confirmar en la lista de precandidatos en la que figuran dirigentes y activistas políticos registrados y aceptados por la Junta Central Electoral, y desde ahora se perfilan como contendores o aliados en el próximo torneo electoral hacia las congresuales, y por la copa de la victoria presidencial en mayo del 2020.

Aunque parezca insólito, los dirigentes políticos dominicanos gozan de sobrenombres muy divertidos.

Aunque parezca insólito, los dirigentes políticos dominicanos gozan de sobrenombres muy divertidos. ( JCE/PLDSAE)

He aquí una probadita de la peculiaridad de sobrenombres como (Catarrón) Ramón Santos, de Los Botados, Yamasá, Monte Plata; Andrés, (Cacao) de Cristóbal, Batey 8; Caco de Baní, Las Barías; Antonio Segura (Renco), del municipio Azua, Puerto Viejo-Los Negros; Andrés Sánchez (Ñengo), de Bohechío.

También, Lino Andrés Sánchez (Chatón), Basilio Alcántara (Tili), Miguel de los Santos (Pocholo), (El Feo), Belelo, Benjamín Terrero (Rocoli), Daniel Martínez (Pasón), Eusebio Berroa (Prieto o Negro), desde Miches, La Gina.

Un seudónimo es el Bembón, aspirante por Ortega, Moca; Mirtha Pérez (La Popy), Domingo Céspedes (Brinco), de Sabana Yegua, Azua; Rafael González (Pango), de Sabana Yegua, Azua; Zenón de Jesús, Loma de Cabrera; Daniel Martínez (Pasón), de Estrecho, Luperón; Martín Cleto (Bobo), de Don Juan, en Monte Plata; Francisco Buret (El Cojo), Pedro Brand, La Cuaba; Enri Buret (Picador), Juan de Dios (Ñao), Pedro Brand, La Guáyiga.

Otros apelativos reconocidos son (La Roca) de Ángel Céspedes, en Pueblo Viejo, El Rosario (Azua); el aspirante Carlos Álvarez (Perreo), Darío de León (El Pesao); de Samaná, Las Galeras; Domingo Urbáez (El Padrecito), en Hato Damas, San Cristóbal; Luis Alfonso (Burun), San Francisco de Macorís.

Neorfi Santana, (Pindacho), Alfredo Solis (Volvo), de La Zanja, Maguana; Ruddy González (Muñeca), de Tamayo, Bahoruco, Juan Lucas Núñez (Nonongo), en Yamasá, Mamá Tingó.

La participación política de la mujer también es reconocida con apodos chistosos o de corte infantil.

La participación política de la mujer también es reconocida con apodos chistosos o de corte infantil. ( JCE/PLDSAE)

Sin duda alguna, los apodos más sonoros y raros se concentran en la lista de los vocales iniciada por Juan Román (El patrón), en Vallejo, Azua; igual (Pinga), Máximo Santana, de Las Clavellinas de Azua; Dichoso Guzmán, Amado Feliz (El Teniente); en Los Jovillos de Azua; Francisco Mora (Chanco), Los Jovillos, Azua; Osvaldo (La grasa), de Los Bajos de Haina, El Carril; Braulio Cuevas (Araña), Quita Sueño; El hijo de Dulce, El Poeta.

Yeiri Pérez (Papichi), de El Cachón, Barahona; también Fabio Reyes (Fonky), de Villa Central, Barahona; Bernardito (El Quince), en La Caleta de Boca Chica; Félix Manuel Rodríguez (El Peje), compite por La Entrada, Cabrera; Quirzion Valdez (Politín), de Castañuelas, Palo Verde, Montecristi; Jesusita Valdéz (Cuca), de Guayabo, Comendador; Dominga Santos (Caperuza), Cotuí, Sánchez Ramírez; Clemencia Ramírez (Puchula); Popolón, de Enriquillo en Barahona.

Sin escatimar esfuerzos de improvisación al colarse en el corazón de sus sectores, estos nombres jocosos designan, señalan y distinguen a quien los porta. Es como una parte del bautismo popular que no se encuentra en el Almanaque Bristol, tampoco en el Almanaque Mundial y, mucho menos, en un santoral; son denominaciones caricaturescas del folklore dominicano.

FUENTE: diariolibre

SS/lb