Inicio Opinión La renuncia de Reynaldo Pared

La renuncia de Reynaldo Pared

54
0
Compartir
Melvin Matthews: El autor es periodista. Reside en Santo Domingo

Por: Melvin Matthews

El presidente del Senado y secretario general del PLD, Reynaldo Pared Pérez, ha renunciado de las primarias abiertas del 6 de octubre, que elegirá al candidato del 2020.

El anuncio, que sorprendió al país y siguió en cuestión de horas una acción similar del precandidato Carlos Amarante Baret, contiene un único argumento: Que con la campaña electoral que realiza el nuevo aspirante (Gonzalo Castillo), se han violentado todas las normas de equidad y de justicia; “se observa una clara intervención de una gran parte del gobierno, lo cual provoca un desequilibrio en el proceso que llevamos a cabo, que como a nosotros, afecta en lo más hondo nuestra dignidad”. Sostiene que las condiciones para competir por la candidatura presidencial han variado de forma injusta y son de total parcialización.

El proyecto político Reynaldo Pared quedó seriamente impactado con la entrada al ruedo del renunciante Ministro de Obras, Gonzalo Castillo, establecido como “la sangre nueva” preconizada por Danilo Medina y el favorito del primer mandatario. La aspiración de Reynaldo la sustentaban originalmente 22 senadores, quienes se expusieron a un conflicto de intereses en la medida que perfilaban a Medina detrás de Castillo, pues ante todo son danilistas dependientes de la línea trazada desde el Palacio Nacional.

A la incursión de Gonzalo siguió la desigualdad financiera y la retirada de varios colegas; esto surtió un efecto demoledor en Pared Pérez, un político histórico, experimentado, de garras, ya maduro para gobernar, quien vio deshacerse su plan, porque los senadores, junto a 75 diputados danilistas, 146 alcaldes, miles de regidores, los presidentes y secretarios generales agrupados en el Comité Central y el Comité Político, constituyen la estructura electoral del PLD, que se ha ido traspasando a Gonzalo Castillo.

Frente al desequilibrio, la renuncia se justifica.