Inicio Destacados “Semana Santa” porque en fechas diferentes

“Semana Santa” porque en fechas diferentes

55
0
Compartir
Jesús símbolo de la semana santa

¿Por qué La Semana Santa  a veces cae en el mes de marzo y otra en abril?

Vamos a dar respuesta a esa interrogante, bastante polémicas por cierto.

Esto se debe a las diferentes interpretaciones que los cristianos y los judíos o hebreos han dado  a la Biblia. Jesús era judío; pero este pueblo nunca lo acepto como su salvador y lo crucifico.

El pueblo judío o hebreo, celebra una fiesta llamada Pascua, para festejar su salida de Egipto; la misma corresponde al mes de abril en el calendario Gregoriano; en el calendario hebreo, se llama mes de Nisán, y es cuando  inicia  la primavera.

Esta fiesta dura 7 días, y  no se puede comer alimentos derivados de cereales fermentados; en su lugar se come el pan de ácimo o pan sin levadura; además se sacrifica un cordero derramando su sangre y luego su carne es quemada como gracia a Dios.

El pueblo judío es muy apegado a las tradiciones, todavía hoy en día es  celebrada  esta fiesta con sacrificio de cabras y corderos de un año, pero bajo el control de la policía.

Como los judíos continuaban haciendo sacrificio de corderos y cabras  en la Pascua,   los cristianos han considerado que ya esto no es necesario,  porque Jesús fue el Cordero de Dios;  el cual  se sacrificó por los pecados de los hombres y las mujeres.

Por tal razón en el año 325 el emperador romano Constantino el Grande,  convocó  el famoso  Concilio de Nicea y  los obispos  decidieron separar la Pascua de Resurrección de la Pascua judía.  El método que utilizaron fue tomar las fases de la Luna para este cálculo.

Por tanto el Domingo de Resurrección, será  el domingo siguiente a la primera Luna Llena, luego de que inicie la primavera;  como la Luna dura 29 días y medio en dar una órbita a la Tierra, el Plenilunio  a veces cae en marzo y otra en abril por tanto la Semana Santa se  celebrarse entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

Como podemos ver las cosas “de Dios”,  los hombres las acomodan a sus  criterios  culturales, políticos y a la interpretación de  los libros llamados sagrados.