Inicio Opinión ¡Basta de figureo!

¡Basta de figureo!

692
0
Compartir
EL AUTOR es periodista, magíster en Derecho y Relaciones Internacionales. Reside en Santo Domingo.

República Dominicana   experimenta en estos momentos una alocada carrera hacia la espectacularidad de los acontecimientos sociales y políticos lo cual pone de manifiesto una ausencia profunda de juicio crítico y reflexivo.

En la mayoría de los dominicanos de un tiempo a esta parte se ha venido evidenciando una  suerte de fascinación  por encaramarse en olas mediáticas sin antes hacer el debido análisis desde una perspectiva lógica y objetiva.

Lo cotidiano en este país es  ver como cada mañana decenas de ciudadanos son seducidos  de manera inexorable hacia el juicio fácil, la opinión complaciente y coincidente,  el criterio acomodado, superficial; ante situaciones y  problemas de carácter social, político, económico y de justicia, que ameritan más seriedad y profundidad.

La impresión que deja tras de sí estas conductas y comportamientos asumido por la gente es de que  este país todo se reduce a un can, una chercha, un espectáculo, lo que viene a confirmar parte de la argumentación planteada  por el escritor y premio Nobel de Literatura, don Mario Vargas Llosa, en su libro “La Civilización del Espectáculo”.

Hago este planteamiento a propósito de ver cómo han salido en manada algunos personajes y tipejos opinando sobre la sentencia evacuada por la justicia dominicana sobre los responsables de haber asesinado a la niña Emely Peguero, de 16 años, donde se pone de manifiesto más el deseo de figurear que de analizar con rigor lo acontecido.

Y yo que no me subo en olas, ni mucho menos soy cultor de figureo, ya que tengo cabeza e ideas propias, me resisto a aceptar esa conducta y mucho menos a validarla ya que eso constituiría un acto de irresponsabilidad imperdonable.

A esos sectores que están haciendo vedetismo con ese caso, que de igual manera ejercitan  populismo penal y mediático, hay que advertirle que antes que todo, respeten el dolor  de esa familia y de una parte del municipio de San Francisco de Macorís que si de verdad reclama y llora con sinceridad la pérdida de una de sus hijas de una manera tan canallesca. Ya basta de figureo!!.