Inicio Destacados PGR aclara presunta muerte del “metálico” sospechoso de matar familia; sigue vivo

PGR aclara presunta muerte del “metálico” sospechoso de matar familia; sigue vivo

697
0
Compartir
El "muerto" esta vivo confirma la PGR,, quien dijo que Víctor Alexander Portorreal Mendoza permanece en celda San Pedro Macorís

SANTO DOMINGO:- El convicto Víctor Alexander Portorreal Mendoza, conocido como “el metálico”, acusado de ser el principal sospechoso del crimen contra su pareja Reyna Isabel Encarnación y de los tres hijastros menores de edad no ha fallecido como revelaron en las redes sociales, la especie fue aclarada por la Procuraduría General de la República, responsables del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria de que el internos continúa con vida en el Centro de Corrección y Rehabilitación de San Pedro de Macorís.

La PGR a través de un parte de prensa esta noche, dijo que el interno Portorreal Mendoza tras ser ingresado a dicho recinto carcelario luego que la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional le dictara la medida cautelar el pasado 18 de febrero, fue recluido en una celda de reflexión donde no tiene interacción con los demás internos.

Se recuerda que Portorreal esta acusado de asesinar a su mujer y los tres hijos de esta en el sector El Invi, del kilómetro 8 y medio de la carretera Sánchez, del Distrito Nacional, hecho ocurrido en el 18 de febrero, que estremeció al país por la frialdad con que supuestamente cometió el cuádruple asesinato.

La nota indica que no es cierta la información que circula en las redes sociales, al tiempo que aclaró que la decisión de recluirlo en la citada celda fue realizada por razones de seguridad.

Se recuerda que la Fiscalía del Distrito Nacional de manera preliminar le imputa a Portorreal los delitos de asesinato, porte ilegal de arma blanca, violación sexual, acto de tortura y barbarie y robo contra su pareja Reyna Encarnación y los tres hijos de ésta, delitos previstos y sancionados en los artículos 295, 296, 302, 303, 303-4, 331, 332-1 y 379, del Código Penal Dominicano, así como 83 y 86 de la Ley 631-16, y 396 literales a y c de la Ley 136-03.