Inicio Destacados Haitianos asumen estado de sitio en Pedernales por temor a represalias

Haitianos asumen estado de sitio en Pedernales por temor a represalias

934
0
Compartir
El flujo de haitianos se redujo considerablemente en el punto fronterizo de Pedernales tras los conflictos. Napoleón marte.

Por Joan Vargas

joankennedy24@gmail.com

SANTO DOMINGO:-A pesar de ser dejado sin efecto el ultimátum a los haitianos de abandonar Pedernales, la presencia de estos en las calles y las actividades comerciales es totalmente nulo.

Los extranjeros que viven y trabajan en dicha provincia se  han autosometido  a un estado sitio por temor a represalias, y otros han abandonado  la zona, luego de las advertencias hechas por grupos de dominicanos que protestan por el asesinato de los agricultores Julio Reyes y Neyda Féliz a manos de haitianos.

“La docencia ha sido retomada, el comercio se ha mantenido normal, pero sin la afluencia de ciudadanos haitianos, que  no están participando en las actividades comerciales ni laborales”, explicó Miguel Féliz, alcalde de esa demarcación fronteriza.

Agregó que las actividades del mercado binacional entre dominicanos y haitianos estará cerrado por tiempo indefinido, hasta que se solucione el conflicto, lo que impactará de forma negativa el comercio.

Féliz indicó que la calma ha retornado a dicha provincia  luego de las reuniones entre familiares de las víctimas, autoridades y miembros del consulado haitiano, quienes se comprometieron a gestionar, en un plazo de quince días, la entrega de Noel Ednol (Libón), acusado de matar a los agricultores y quien se encuentra detenido en Haití. Ednol, quien habría cometido el crimen junto a su hermano Francisco Ednol y otra persona sin identificar, fue apresado  el 24 de febrero pasado mientras huía a bordo de la motocicleta que sustrajo a sus víctimas.

Persiste vigilancia

Pese a reducción de la tensión, miembros del Ejército de  República Dominicana (ERD) se mantienen vigilando los distintos sectores en la provincia de Pedernales.

El director general del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront), general Frugis Martínez, puntualizó que los efectivos militares se mantendrán en la zona el tiempo que sea necesario. “Según pasen los días y los acontecimientos iremos retirando paulatinamente los soldados”, explicó el   militar.

Mientras, el vocero de la Policía, coronel Frank Félix Durán Mejía, indicó que los agentes enviados para reforzar la vigilancia en la zona fueron retirados y solo permanecen las unidades tácticas que  apoyan al Cesfront. El pasado lunes, residentes en Pedernales dieron un plazo de 24 horas a los haitianos para que abandonen la provincia, en reclamo de que los acusados de ultimar a machetazos a   Julio Reyes y Neyda Féliz, el  20 de febrero, sean apresados.

Los manifestantes depusieron el ultimátum luego que las autoridades dominicanas prometieron negociar con el vecino Haití el retorno al país de los acusados.

Suspensión 

Mediante la resolución número 20-2018, la Alcaldía del municipio de Pedernales suspendió de manera indefinida las actividades comerciales del mercado binacional que se realizaba  de forma tradicional los lunes y viernes,  producto de los conflictos acontecidos en los últimos días tras el asesinato de una pareja de agricultores.

Conflicto   promovido  por odio y   xenofobia  Opinión

La socióloga Tahira Vargas advirtió que el conflicto entre dominicanos y haitianos en Pedernales  fue generado por el odio y la xenofobia que promueven algunos sectores nacionalistas. La especialista en la conducta humana explicó que el paralelo de los crímenes de una pareja de agricultores en la provincia fronteriza y de un niño en España, ambos cometidos por inmigrantes, muestra la gran diferencia  cuando hay rechazo hacia el extranjero.

“En España no están pidiendo la salida de los dominicanos por el crimen   cometido por una compatriota. Sin embargo, cuando un haitiano comete un crimen aquí hay una reacción, lo que demuestra que persiste una promoción del antihaitianismo”, indicó Vargas. La socióloga agregó que el crimen del que se acusa a tres ciudadanos del vecino país no ha sido más que una justificación para retomar e impulsar dicho   rechazo.

FUENTE: Eldía